"JEHOVA, JESUCRISTO Y EL ESPIRITU SANTO"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"JEHOVA, JESUCRISTO Y EL ESPIRITU SANTO"

 

 

Acerca de Dios el Padre: JEHOVA 

                    

El carácter de Dios

Dios es el Alfa y la Omega :         

El principio y el fin. Uno de los nombres de Dios es "Yo soy". Él no tiene principio ni fin. Dios es el creador del universo. Para que esto sea posible, Él existió antes de crear al mundo.

Dios es el poder y la autoridad suprema sobre todas las cosas. Nada puede ocurrir sin que Dios lo sepa y permita que eso ocurra.

Dios nos revela todo lo que sabemos de Él. Él es un Dios que personalmente se deja conocer. Aunque no sabemos todo lo que respecta a Dios, cada uno de nosotros puede conocer un poco de Él.

 

Dios es soberano:  No siempre sabemos por qué algunas cosas ocurren, pero Dios si lo sabe. Él tiene un propósito para todo. Dios creó el mundo solamente con dar la orden para su existencia. Dios no tiene limitación de poder. Él conoce todas las cosas. Él está siempre presente.

 

Las principales características de Dios son Su santidad y Su amor.

 

Dios es santo. Él es único, sin pecado y completamente diferente. Dios tiene toda perfección moral. En Dios toda bondad es representada. Dios va más allá de simplemente amarnos; Dios es amor. Nada de lo que Él hace está fuera de Su amor. Debido a ese grande amor es que nos envió a Su Hijo Jesús a morir por nuestros pecados. Dios hizo los cielos y la tierra que nosotros conocemos. Dios habló a los elementos y la tierra fue formada. A Dios le gusta crear. Su máxima creación fue el hombre, un agente libre y moral. Dios tomó un poco de barro y formó al hombre, al cual llamó Adán. Dios mandó a Adán a ponerle nombres a todos los animales, a los peces, a las aves y todas las otras cosas que Él había creado. Dios quiso que Adán y su esposa Eva vivieran en el bello Huerto del Edén para cuidar de los animales y del huerto.

 

El primer pecado contra Dios

 

Sabemos que Satanás fue el primero en rebelarse contra Dios. Satanás fue un ángel que quería apoderarse del Cielo, por eso Dios lo expulsó y lo envió a la tierra como un ángel caído. El espíritu de Satanás, en forma de culebra o serpiente, vino primero a Eva en el Huerto del Edén y la tentó para desobedecer a Dios comiendo del árbol del bien y el mal. Luego ella invitó a Adán y también él comió del fruto prohibido. Tan pronto ellos comieron del fruto prohibido Adán notó que Eva estaba desnuda. Ambos sintieron vergüenza e intentaron cubrirse con hojas de higuera. Dios creó al hombre y la mujer y dijo que Su creación era buena. Cuando el pecado entró en el mundo, el hombre percibió que su cuerpo era malo. Adán y Eva se avergonzaron de que Dios los viera desnudos; sintieron como si debían esconder algo. El pecado de haber desobedecido a Dios por comer del fruto prohibido fue la causa de su expulsión del huerto y fueron destituidos de su derecho para hablar cara a cara con Dios. Como descendientes de Adán y Eva, todos nacemos con una naturaleza pecaminosa. Aunque fueron tentados por la serpiente, Adán y Eva voluntariamente rompieron su pacto con Dios. Por sus acciones el pecado entró en el mundo. La única forma en que la maldición del pecado podía ser rota era sacrificando un ser perfecto.

 

Redención

 

El propósito de redimir a la humanidad es para unir la comunión que fue rota por el pecado. Dios no tenía la intención de que el mundo fuera como es actualmente, pero Él ha proveído el camino hacia la redención. Dios quiere que seamos Su pueblo y que no tengamos pecado en nuestras vidas. Durante los primeros 4000 años (o durante el tiempo del Antiguo Testamento), Dios proveyó un sacrificio temporal para que las personas recibieran el perdón de sus pecados. Una vez al año los pecados del pueblo eran simbólicamente echados en un cordero que era expulsado de la comunidad. Este proceso debía repetirse anualmente. El sacerdote escuchaba mientras las personas confesaban sus pecados. Luego, él sacrificaba un animal y ofrecía esa sangre como dispensación de los pecados de la persona. Jesús, el Cordero de Dios, es el sacrificio permanente por nuestros pecados. La sangre de Jesús trae perdón por nuestros pecados. Al enviar a Su Hijo, Jesús, Dios hizo un Nuevo Pacto, o un Nuevo Testamento, con la civilización. Sólo un hombre perfecto podía ser sacrificado. Jesús era la única persona que podía cumplir con todas esas cualidades; Él había nacido sin una naturaleza pecaminosa.Cuando las personas nacen, ellas traen consigo una semilla de rebelión en sus corazones. Esto se conoce como la semilla de Adán. A medida que los niños crecen, este espíritu es causa de su desobediencia y rebeldía contra las reglas y la autoridad.

 

Dios restauró Su relación con la humanidad. El espíritu que existe dentro del hombre también desea una relación – una relación con un poder mayor, el Creador, Dios. El Dios que del polvo creó al primer hombre, puso un vacío en el corazón de cada persona reservado para que el Espíritu de Dios habite en ese vacío. Cuando el Espíritu Santo viene a habitar en una persona, Él llena dicho vacío y la persona experimenta paz y gozo verdaderos. Muchas personas resisten al Espíritu de Dios y ponen otros substitutos, pero ninguno de ellos les satisfacen por mucho tiempo. Siempre hay un anhelo por algo que llene ese espacio vacío. El alcohol, las drogas, el sexo ilícito, la perversión, el entretenimiento, los juegos de azar, etc., que muchas personas tratan les dejan con un sentimiento de que nada les satisfará esa necesidad excepto Dios. Para encontrar a Dios usted primero debe reconocer a Jesús como el Hijo de Dios. Usted debe orar y creer en el Señor Jesucristo. Dios el Padre es el comandante de las fuerzas espirituales del bien que se oponen a las fuerzas espirituales del mal. Esta es Su función especial en el reino de la guerra espiritual.

 

¿DÓNDE ESTÁ DIOS?:

 

Aprendiste que Dios es omnipresente, que significa que está en todas partes del universo. El trono de Dios está en un lugar llamado Cielo, pero El es omnipresente.

 

“Jehová ha dicho: El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies...” (Isaías 66:El nombre específico de Dios que será usado en la guerra espiritual es “Yahweh Sebaot” el cual es traducido como “El Señor de los Ejércitos” en la versión de la Biblia del Rey Jacobo. Cuando clamas ese nombre en la guerra, la batalla es del Señor y todos los ejércitos del Cielo vienen en tu ayuda.

 

 Acerca de Dios Hijo

 JESUS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                       Jesucristo el Hijo de Dios

 

Dios el Hijo, Jesucristo, combina la naturaleza divina y la humana en una sola unión. Dios el Padre envió a Jesucristo a la tierra en forma humana mientras mantiene Su divina naturaleza. Jesús fue enviado por Dios a la tierra de tal manera que el hombre pudiera ser perdonado por su pecado: “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree no es condenado; pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:16-18).La historia de Jesús está registrada en la Biblia en los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Estos libros proveen un registro detallado del nacimiento, muerte, resurrección, enseñanzas y ministerio de Jesucristo.Como parte del plan de Dios, Jesús vino a la tierra en forma humana, ministró entre los hombres, murió por los pecados del hombre, fue resucitado de entre los muertos, y comisionó a sus seguidores a llevar el Evangelio a las naciones del mundo.

 

¿ DÓNDE ESTÁ JESÚS?:

 

Seguido a Su resurrección de la muerte, Jesús apareció a muchas personas, comisionó a Sus seguidores, y después regresó al Cielo, Pero recuerda... aunque Él está en el Cielo Él es todavía omnipresente... Su presencia está en todas partes.

 

FUNCIONES ESPECIALES:

 

Las funciones especiales de Jesús en relación con la guerra espiritual incluyen las siguientes.

 

1. Redimir al hombre del pecado: es mediante la muerte de Jesucristo que eres libertado del yugo del pecado en el cual el enemigo te había atrapado:

 

2. Autoridad sobre las fuerzas del enemigo: estudiarás esto en detalle más adelante en este curso. La muerte de Jesús no solamente liberó al género humano del pecado, sino también resultó en triunfo sobre las fuerzas del mal. A causa de esto, tienes autoridad sobre el enemigo:

 

3. Destruir las obras del Diablo: “... Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” (1 Juan 3:8).

 

4. Intercesión por los creyentes: en el Cielo Jesús está a la diestra de Dios el Padre intercediendo por los creyentes comprometidos en la guerra espiritual. 

 

Acerca de Dios Espiritu: Espiritu Santo

 

 

El Espíritu de Dios

 

En esta seccion aprenderas acerca de: La Personalidad del Espiritu Santo, El Bautismo del Espiritu Santo, Los Dones del Espiritu Santo, Fruto del Espiritu Santo, Donde esta el Espiriu Santo? Sensibilidad del Espiritu de Dios, Emblemas y Nombres del Espiritu Santo

 

Acerca del Espíritu Santo

 

Hechos 1:8 Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. El Espíritu Santo es parte de la triuna naturaleza de Dios, pero el Espíritu Santo también tiene una personalidad individual. El tema del Espíritu Santo es tan vasto que se ofrece un curso entero titulado “El Ministerio del Espíritu Santo” de Harvestime International Institute. Este curso se recomienda para un estudio más detallado del Espíritu Santo.

 

PERSONALIDAD DEL ESPÍRITU SANTO:

 

La Biblia revela que el Espíritu Santo:

 

Tiene una mente: “Pero el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu” (Romanos 8:27).

 

Escudriña la mente humana: “Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios” (1 Corintios 2:10).

 

Tiene voluntad: “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (1 Corintios 12:11).

 

La voluntad del Espíritu Santo guía a los creyentes al negarle permiso de ciertas acciones: “Atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió” (Hechos 16:6-7).

 

La voluntad del Espíritu Santo también guía a los creyentes al concederles permiso. “Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciáramos el evangelio” (Hechos 16:10).

 

Habla: “El Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro” (Hechos 8:29).

 

Ama: “Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios” (Romanos 15:30).

 

Intercede: El Espíritu Santo intercede (ora a Dios) a favor de los creyentes: “De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26). De esta lista de rasgos de personalidad puedes inmediatamente reconocer las importantes funciones del Espíritu Santo en la guerra espiritual. El Espíritu Santo guía tu guerra. Revela cosas espirituales que no pueden ser conocidas naturalmente. El Espíritu Santo habla la voluntad y las palabras de Dios para ti. También intercede por ti cuando estás en batallas espirituales.

 

EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO: Existe una experiencia espiritual llamada el bautismo del Espíritu Santo el cual involucra el signo de hablar en lenguas (Hechos 2) y la evidencia del poder necesario para llegar a ser un efectivo testigo del Evangelio (Hechos 1:8).  Para librar guerra espiritual efectiva, es importante para ti experimentar el bautismo del Espíritu Santo. Esta es una fuente de poder para las batallas espirituales. El bautismo del Espíritu Santo es discutido en el curso “ El Ministerio del Espíritu Santo”.

 

DONES DEL ESPÍRITU SANTO:

 

El Espíritu Santo da dones espirituales especiales a los creyentes. Estos dones espirituales son abordados en detalle en el curso sobre el Espíritu Santo. Las principales referencias que listan los dones del Espíritu Santo son:

 

Romanos 12:1-8

Corintios 12:1-31

Efesios 4:1-16

Pedro 4:7-11

 

Los dones el Espíritu Santo son necesarios para equipar a los creyentes para el combate contra las fuerzas del mal. Los dones del Espíritu Santo incluyen los siguientes: ones especiales para equipar al pueblo de Dios: Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores, maestros.

 

Dones verbales para explicar la verdad de Dios:

 

Profecía, enseñanza, exhortación, palabra de sabiduría, palabra de conocimiento.

Dones de servicio para la obra de Dios:

Servicio, ayuda, liderazgo, administración, dar, misericordia, discernimiento de espíritus, fe, hospitalidad.

Dones de señales para establecer la autoridad de Dios:

Lenguas, interpretación, milagros, sanidades.

Bautismo en el Espíritu Santo

 

Para recibir el bautismo en el Espíritu Santo, primero usted debe creer en el Señor Jesucristo. Cuando haya confesado sus pecados y haya pedido Su perdón, usted se vuelve un candidato para ser bautizado en el Espíritu Santo. Este es un regalo de Dios que ha sido otorgado a aquellos que siguen a Cristo y piden por el bautismo en el Espíritu Santo.

 

LA TRINIDAD DE DIOS

Principales Características de la Santísima Trinidad

La Trinidad »  Padre - Hijo - Espíritu Santo

 

Hay muchos dioses que son adorados en el mundo, pero existe solamente un Dios verdadero. La Santa Biblia contiene la historia de este Dios verdadero. Este Dios único se reveló en tres distintivas personalidades, el Padre, el Hijo Jesucristo, y el Espíritu Santo.

Dios el Padre, Jesucristo, y el Espíritu Santo son descritos en la Biblia en términos de su naturaleza. Cuando hablamos de “naturaleza” entendemos cualidades básicas que describen a Dios. Estas cualidades son también conocidas como “atributos” los cuales significan “características”.

 

La Biblia revela que Dios es...

 

PRINCIPALES CARACTERISTICAS DE NUESTRO DIOS:

 

Triuno:

Dios posee una naturaleza triuna. Esto quiere decir que tiene tres personalidades distintivas, aunque es un Dios:

Las tres personas de la Trinidad de Dios son llamadas Dios el Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo. Hay varias escrituras que confirman esta triuna naturaleza de Dios. Cuando Jesús estaba siendo bautizado por Juan el Bautista en el río Jordán, Dios habló y el Espíritu Santo descendió: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió enseguida del agua, y en ese momento los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma y se posaba sobre él. Y se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:16-17). Antes del regreso al cielo después de Su ministerio en la tierra, Jesús habló de la venida del Espíritu Santo de parte de Dios.

 

Eterno:

La Trinidad de Dios es eterna sin principio ni final.

 

Un Espíritu:

Dios es un espíritu. Esto significa que no tiene carne ni sangre y por lo tanto, invisible a los ojos naturales del hombre.

“Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren” (Juan 4:24).

 

Soberano:

Dios es el poder soberano (el más grande) en todo el universo. Lee Efesios 1 y Romanos 9.

Omnipresente:

Esto significa que Dios está presente en todas partes.

Omnisciente:

Esto significa que Dios conoce todas las cosas.

Omnipotente:

Esto significa que Dios es todo poderoso.

Sin cambios:

Dios no cambia Su persona, naturaleza, propósito o planes.

Santo:

Dios es sin pecado, absolutamente puro.

Justo:

Dios es justo e imparcial en juicio.

Fiel:

Dios mantiene sus promesas y es absolutamente digno de confianza.

Benevolente:

Dios es bueno, amable y desea tu bien.

Misericordioso:

Dios muestra misericordia a la humanidad pecadora.

Gracia:

Dios muestra bondad inmerecida al hombre pecador.

Sabio:

Dios posee un profundo entendimiento y un agudo discernimiento.

Infinito:

Dios no está sujeto a las limitaciones naturales ni humanas. No está sujeto a las limitaciones del espacio.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now